Importancia de una
detección temprana

Como sabemos la osteoporosis es un enemigo silencioso, por ello se debería realizar un examen de densitometría ósea, y de acuerdo a eso observar el grado de descalcificación de los huesos. Este es un examen no invasivo y que permite conocer el estado óseo y el riesgo de fractura. Cuando aparece el dolor secundario a una fractura ya es tarde para la prevención y debemos tratarla para disminuir la incidencia de nuevas fracturas y mejorar el pronóstico de vida. Si tienes más de 40 años es hora de realizar tu primera densitometría